Archivo de la categoría: excursiones

Cambio en el itinerario de la excursión al románico palentino

MazcuerrasComo os adelanté por correo, hemos tenido un pequeño problema con la comida en Potes, así que, después de leer vuestras respuestas, he hecho un cambio en el itinerario de regreso del viaje a Aguilar de Campoo. La jornada del día 3, domingo, queda así:

Salida de Aguilar en dirección Mazcuerras, un precioso pueblo montañés, bañado por el Saja, donde pasó vacaciones y murió Josefina Aldecoa. Los del club de Pravia recordaréis que hablamos de la posibilidad de una visita cuando leímos Historia de una maestra. Aquí también tuvo su casa familiar la escritora Concha Espina, que ambientó su primera novela, La niña de Luzmela, publicada en 1909, en esta localidad. En reconocimiento a este hecho, la villa cambió su nombre por el de Luzmela, dedicándole una Plaza presidida por el busto de la escritora, que fue sustituido en 2008 por una escultura realizada por su bisnieto. Será Pilar, la bibliotecaria, a quien agradezco muchísimo toda su ayuda en este rapidísimo cambio de planes, quien nos guíe. Mientras os preparo alguna lectura para la zona, podéis encontrar más información local en la página de la Biblioteca Pública Municipal de Mazcuerras.

Después de la visita, habrá un rato para probar el famoso vino blanco de la localidad y trasladarnos al Restaurante La Retama. Os enviaré por correo electrónico información del menú y precio. Después de comer emprendemos el camino de vuelta a casa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, rutas literarias

Julio Llamazares

principal-julio-llamazares_medJulio Alonso Llamazares, escritor y periodista, nació, accidentalmente pues su padre era maestro allí, en Vegamián, el 28 de marzo de 1955. Poco después, la localidad quedó inundada por el embalse del Porma y la familia se traslada a Olleros de Sabero. Su obra literaria está muy marcada por los lugares y las circunstancias de su infancia. Licenciado en Derecho, abandonó el ejercicio de la profesión para dedicarse al periodismo y a la escritura en Madrid, donde reside actualmente.

También ha hecho algunas incursiones en el mundo del cine. En 1984, escribió y protagonizó Retrato de un bañista, dirigida por José María Martín Sarmiento. Tres años más tarde, el director Julio Sánchez Valdés contó con su colaboración para llevar a la pantalla su novela, Luna de lobos. En 1995, escribió el guión de El techo del mundo, que dirigió Felipe Vega. En 1999, escribió, junto a Iciar Bollain, el guión de Flores de otro mundo. Ha codirigido, junto a Felipe Vega, Elogio de la distancia (2009), que radiografía el ámbito rural de Fonsagrada, en el corazón de la provincia de Lugo.

Comenzó su carrera literaria con dos libros de poemas: La lentitud de los bueyes (1979, premio González de Lama) y Memoria de la nieve (1982, premio Jorge Guillén). Sobre su relación con ellos, el autor declara, en un artículo firmado por Juan Cruz, “… la madre de toda mi literatura es mi primer libro de poemas y en concreto el primer poema, ese que dice: ‘Nuestra quietud es dulce y azul y torturada en esta hora. Todo es tan lento como el pasar de un buey sobre la nieve’. Ahí está todo lo que yo pienso. Por eso soy un escritor tan previsible. Siempre estoy escribiendo el mismo libro, aunque con matices.”

En 1981, publicó el relato costumbrista de El entierro de Genarín, al que siguen, ya en el ochenta y cinco, Luna de lobos y, tres años La lluvia amarilla-cropmás tarde, La lluvia amarilla. Ambas fueron finalistas al Premio Nacional de Literatura. En el ámbito de la novela, seguirán, Escenas de cine mudo (1994),  El cielo de Madrid ( 2005), Las lágrimas de San Lorenzo (2013) y Distintas formas de mirar el agua, que saldrá a la venta el 12 de febrero.

Julio Llamazares es también autor de relatos, En mitad de ninguna parte (1995), Tanta pasión para nada (2011), crónicas periodísticas, agrupadas en En Babia (1991), Nadie escucha (1995), Entre perro y lobo (2008), y recordados y leídos libros de viajes: El río del olvido (1990) por la cuenca del Curueño, Trás-os-montes (1998), Cuaderno del Duero (1999) y Las rosas de piedra (2008), un recorrido por las catedrales de España.

La obra de Llamazares se caracteriza por la utilización de recursos propios del lenguaje poético que dan a su prosa musicalidad y un alto grado de expresividad, tiene un alto contenido autobiográfico en el sentido de que siempre vislumbramos en los textos la personalidad, las ideas, los sentimientos del autor, y tiene como temas centrales el tiempo y la soledad, “seguramente porque esos dos elementos son los que mueven mi vida y la vida de todos” nos dice en la entrevista antes mencionada.

Os dejo aquí dos enlaces a vídeos que os pueden ser útiles para conocer mejor la obra de Julio Llamazares. Uno es León: memoria de la nieve de la serie Esta es mi tierra de RTVE, donde Julio Llamazares nos muestra los paisajes de su niñez y su influencia en su obra literaria, y una entrevista del programa Palabras a media noche de la televisión de Castilla y León.

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, literatura española, reuniones

Itinerario definitivo de la ruta Esperando al Rey

Portada Esperando al ReyEl viaje de este año,  con el que completamos el itinerario románico que iniciamos en Soria, seguirá los escenarios de  Esperando al Rey de José María Pérez, Peridis. La novela nos transporta al siglo XII, a las disputas entre los herederos de Alfonso VII, Fernando II de León y Sancho III de Castilla,  así como los días de  infancia y juventud de Alfonso VIII, hijo de Sancho y coronado  rey, a los tres años de edad, tras la prematura muerte de su padre. Sí, les sonará bastante a los que fueron a Soria porque es el que está representado, junto a su esposa Leonor de Plantagenet, en la portada de la Iglesia de Santo Domingo que tanto nos impresionó. Con este hilo conductor, Peridis nos ofrece un cuadro de la vida cotidiana en la época por el que desfilan nobles pero también campesinos, clérigos, artesanos y los maestros constructores que nos dejaron las magníficas iglesias románicas que podemos contemplar hoy día.

A continuación os detallo el plan del viaje:

Viernes, 1 de mayo: Por la mañana, visitaremos la ciudad romana de Julióbriga y la iglesia de San Pedro de Cervatos, hoy colegiata y conocida como la “catedral del románico erótico”, en Reinosa. Tras la pausa de la comida, saldremos hacía Aguilar de Campoó, donde nos alojaremos en la Posada de Santa María la Real. Dedicaremos la tarde a visitar Aguilar y el propio monasterio de Santa María la Real, sede de la Fundación que aloja, además de la Posada y el Instituto de Educación Secundaria, el Centro Expositivo Románico y Territorio.

Cañón de la Horadada y Meseta de las TuercesSábado, 2 de mayo: Dedicaremos la mañana a caminar por el cañón de la Horadada y la meseta de las Tuerces y a conocer la iglesia de los Santos Justo y Pastor de Olleros de Pisuerga, quizás el mejor ejemplo de de la arquitectura rupestre española debido a sus dimensiones y a su excelente estado de conservación. Tras una pausa para la comida, recorreremos el camino de vuelta a Aguilar deteniéndonos en San Andrés de Arroyo, San Juan de Moarves de Ojeda, monasterio de Santa Eufemia de Cozuelos y la ermita de Santa Cecilia de Vallespinoso. Llegaremos a la Posada a media tarde para reponer fuerzas, cenar y trasladarnos a Mave, donde realizaremos una visita nocturna a la iglesia de Santa María, recientemente restaurada por el plan de intervención Románico Norte, en la que la iluminación tiene un papel determinante.

 Domingo, 3 de mayo: Dejaremos Aguilar para visitar, ya de regreso, las iglesias de San Salvador de CantamudaSanta María de Piasca. La hora de comer nos pillará en la localidad de Potes, lo que nos da la posibilidad de probar el famoso cocido lebaniégo y ver también Santa María de Lebeña, un magnífico ejemplo de arte mozárabe. De ahí, a casa.

Como en años anteriores, os informaremos y ofertaremos las plazas que queden libres tras la inscripción de los miembros del club de lectura hasta alcanzar un máximo de 35 personas. A partir del 5 de febrero os contaremos más detalles.

2 comentarios

Archivado bajo excursiones, literatura española, rutas literarias

Tercera jornada soriana

El texto de hoy está dedicado al protagonista indiscutible del día: Fernando, nuestro conductor. Seguro que pocos se hubieran atrevido a llevarnos de Almazán y San Baudelio de Berlanga hasta Caracena, por carreteras que más parecían caminos, atravesando pueblos en los casi rozábamos las casas,  para dejarnos lo más cerca posible del destino y pendiente de nuestra comodidad hasta el extremo de esperarnos con las cortinas echadas para que no hiciera demasiado calor dentro del autobús. Para él, todo nuestro agradecimiento y aplauso.

Hemos tenido un día espléndido, con muchísimo sol y poco calor, el tiempo perfecto para disfrutar del paisaje de las tierras de Almazán, lugar fortificado, con robustas murallas y la singular  iglesia de San Miguel. Aquí también tenemos que agradecer la amabilidad de Nieves, la responsable de la Oficina de Turismo, que nos explicó pormenorizadamente su interior.

En San Baudelio, más allá del interior, que nos dejó maravillados, nos recreamos con la enorme variedad de plantas aromáticas que hay por la zona y que nos dieron para larga charla tratando de identificarlas. Envueltos en esos aromas, emprendimos viaje hacia Caracena. Un viaje que nos dejó sin aliento en algunos momentos, tanto por la belleza del paisaje como por los quiebros que tuvo que hacer el autobús. Mereció la pena. No hay palabras para describir la belleza no solo del pueblo, que gracias a su aislamiento se conserva casi intacto desde época medieval, como por el lugar en el que está situado. La jornada se remató en Burgo de Osma, donde visitamos la catedral y paseamos por sus serpenteantes calles. Mañana, Numancia y a casa.

4 comentarios

Archivado bajo excursiones, rutas literarias

Segunda jornada soriana

Hoy fue un día para disfrutar del paisaje. Bien temprano salimos hacia la Laguna Negra, escenario de La tierra de Alvargonzález, 20140502_185747[1]siguiendo los pasos de Machado en su búsqueda de las fuentes del Duero. Aunque la primavera no está aún en su máximo esplendor, ya sabéis, Soria fría, Soria pura, cabeza de Extremadura, pudimos disfrutar de todas las gamas del verde. Tuvimos nuestra recompensa por madrugar porque llegamos los primeros y pudimos pasear con tranquilidad. Después vinieron la concatedral de San Pedro y el paseo desde San Juan de Duero hasta la ermita de San Saturio, pasando por San Polo, hoy propiedad privada y ayer monasterio que inspiró la leyenda El rayo de luna de Bécquer. Es una gozada caminar junto al río, sin prisa, en conversación amigable… Rematamos la jornada visitando, en el Espino, la tumba de Leonor. Únicamente nos decepcionó un poco, el pobre olmo seco, allí preso, entre la valla que lo rodea y el cemento que lo sostiene.

Toda la belleza de las tierras sorianas no nos haría este viaje tan agradable, si no estuviera acompañado de la amabilidad de sus gentes. Ya ayer, un señor que pasaba por allí se paró a explicarnos, así porque sí, algunos aspectos poco conocidos de la portada de Santo Domingo… Habrá de todo, como en botica, pero nosotros sólo encontramos personas muy amables y dispuestas a ayudar. Mañana toca otro día intenso para conocer el románico del sur, desde Almazán hasta Burgo de Osma.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, rutas literarias

Primera jornada soriana

Madrugón espectacular. Noche cerrada aún cuando salimos de Pravia. Claro que, pensándolo bien, mereció la pena el esfuerzo para ver amanecer entre jirones de niebla  y tímidos rayos de sol. Visita a La Olmeda, que siempre, se visite las veces que se visite, sorprende por la riqueza del yacimiento, por todo lo que nos cuenta de la forma de vida de quienes lo h20140501_101342[1]abitaron, por lo bien cuidado que está y la estupenda atención que nos brindaron. Todo el recinto merece la visita, pero los mosaicos nos maravillaron. Un trabajo extraordinario, tanto en los motivos geométricos como en el que se muestra la escena del reconocimiento de Aquiles en el palacio de Nicomedes. La gracia de las figuras, el color, el realismo de las escenas de caza… Todo.

Muy cerca de La Olmeda está la iglesia de San Martín de Fromista, que algunos ya conocían y que también nos gustó muchísimo. La anécdota del día, la parada del autobús para reponer fuerzas en un lugar de Castilla donde ni nos esperaban ni tenían plan de darnos nada para comer. Mismo nombre y mismos dueños pero distinto emplazamiento. Al final, llegamos. Completamos el día con un largo paseo por Soria para ver el románico de la capital y algunos de los lugares machadianos. Buena cena y a la cama, que mañana se madruga.

Un saludo especial para M.ª Oliva, que por fin pudo acompañarnos. Y un recuerdo para los que no pudieron venir en esta ocasión, ellos saben que los echamos de menos.

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, rutas literarias

Últimas recomendaciones para Soria

Predicción tiempo en SoriaTodas las cuentas saldadas, las visitas concertadas y no se me ocurre nada que nos pueda quedar pendiente… Y como en un par de días nos vamos, os supongo a todos ocupados con la maleta. Echando un vistazo a la predicción meteorológica para los próximos días en Soria, parece que habrá que meter chubasquero ligero y paraguas plegable. Además, que no se os olvide llevar calzado cómodo y adecuado para la subida a la Laguna Negra. Las temperaturas tampoco van a ser gran cosa y algunas de las zonas que visitaremos son muy ventosas, así que no estaría de más incluir también una prenda de abrigo y un pañuelo grande que nos podamos poner, si hace falta, por la cabeza.

Al menos en uno de los sitios que vamos a visitar, los jubilados tienen descuento, así que el que tenga “documento que lo acredite” , cito textualmente lo que me dijeron, que lo lleve. El que quiera, puede descargarse, para el móvil, una aplicación, creada por la Diputación de Soria, con información turística de la provincia, pinchando aquí.

Voy a repetir aquí los horarios y puntos de recogida, para prevenir posibles despistes:

Salida de Pravia a las 6.00 horas, del lugar habitual, en la glorieta del Green.
Primera parada en Piedras Blancas, a las 6.20 horas, en la parada del autobús, donde Arnaldo.
Segunda y última parada en Oviedo, a las 6.50, en la parada de autobús que hay delante del Campus del Milán, en la calle Teniente Alfonso Martínez.

Os ruego la máxima puntualidad, para cumplir la hora prevista de llegada a La Olmeda. Me dice Fernando, nuestro conductor, que es mejor que esperéis vosotros que no el autobús…

Como en años anteriores,los que no pueden venir podrán seguir el viaje en este mismo blog y en el página de Facebook de la Biblioteca. En fin, creo que no me queda nada más que contaros. Nos vemos el jueves.

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, rutas literarias