Archivo de la categoría: reuniones

La tourneé de Dios

La tournee de DiosNuestra próxima lectura es la cuarta y última novela del gran Enrique Jardiel Poncela. Un tanto olvidado hoy, Jardiel fue uno de los creadores del humor absurdo, colaborador en revistas humorísticas, empresario y autor teatral de éxito, guionista en Hollywood… Su nieto, Enrique Gallud Jardiel, en Enrique Jardiel Poncela: la ajetreada vida de un maestro del humor (2001) recoge el  compromiso de Jardiel con la escritura:

“Escribo, porque nunca he encontrado un remedio / mejor que el escribir para ahuyentar el tedio / y en las agudas crisis que jalonan mi vida / siempre empleé la pluma como un insecticida”.

Hay tanto que contar sobre él, que, para no extenderme mucho, os remito al estupendo monográfico publicado por el Centro Virtual Cervantes con motivo del centenario de su nacimiento y os comento aquí únicamente algunas cuestiones de interés para la lectura de La tourneé de Dios.

Desde el punto de vista literario, Jardiel Poncela se encuadra en lo que se ha dado en llamar la “otra generación del 27”, la de los creadores del humor contemporáneo: Antonio de Lara  Tono, Edgar Neville, José López Rubio, Miguel Mihura y nuestro autor. Tienen en común que todos practican humor de vanguardia, todos escriben teatro continuamente, todos trabajan en la industria cinematográfica y todos aceptan la dictadura franquista.

La tournee de Dios otraEn 1932, Jardiel estaba pasando uno de sus muchos periodos de penuria económica cuando decide escribir una novela que, según él, llevaba madurando desde 1928, basada en una visita de Dios a España, de ahí el título. En ella, expresa sus ideas sobre la religión, la política, la guerra, el amor, la libertad o la justicia. Después de la guerra civil, la novela fue prohibida por blasfema e irreverente. Según los estudiosos es su novela más “seria” y más ambiciosa. Pero fue la última. Después de ella, a pesar de su gran éxito entre la crítica y el público, se hicieron cuatro ediciones en cinco años, se dedicó a otros géneros. Se apunta que con el teatro ganaba mucho más, “mis gastos son cinco veces superiores al dinero que me proporcionan mis libros” dice, y también razones de índole vocacional pues prefiere el teatro a la novela desde niño. En un poema autobiográfico, recitado en el escenario del teatro Borrás de Barcelona en 1943 nos dice: “Desde niño -tendría tres años, tal vez cuatro- / sentí una vocación tenaz por el Teatro; / mis padres, que sabían cuál era mi pasión, / me regalaron muchos de papel y cartón, / y llegué a reunirlos en mi cuarto a granel: / aunque en aquella época mi mayor ilusión / no era escribir comedias ni trabajar en él, / sino hacer que subiese y bajase el telón. / Como no hay vocación que al tiempo se resista, / con el paso del tiempo me aumentó aquel ardor, / pero cambié de ruta, y en vez de tramoyista / comencé a desear convertirme en autor”.

La tourneé de Dios también presenta algunas diferencias con sus anteriores novelas: tiene menos contenido erótico, aparece una pareja estable y fiel y da más importancia a la coherencia argumental. No obstante, permanecen caracteres comunes a toda su producción, como el autobiografísmo, Federico y Natalia son los trasuntos literarios del propio Jardiel y Josefina Peñalver, su única pareja verdaderamente estable hasta el momento y madre de su hija Evangelina, la abundancia de ilustraciones de su propia mano, las acotaciones teatrales salpicadas por el texto, el “camelo”, es decir, referencias apócrifas de autores, títulos, citas, textos en otras lenguas con apariencia de sentido pero totalmente carentes de él,  o el recurso del contrapunto, en el que diversos planos argumentales discurren de manera independiente, pero orientados todos al desarrollo coherente de una trama única.

La mayor parte de las ideas aquí expuestas están tomadas de ¡Haz reír, haz reír!: vida y obra de Enrique Jardiel Poncela, de Víctor Olmos, publicado en enero de este mismo año. Os recomiendo también que veáis, para acercaros a la figura de este escritor, Inverosímil, Jardiel Poncela,  un documental de la serie Imprescindibles de RTVE.

La reunión para comentar este libro será  el jueves, 16 de abril, a las 20.00, en la Biblioteca. Feliz lectura.

 

2 comentarios

Archivado bajo libros, literatura española, reuniones

Julio Llamazares

principal-julio-llamazares_medJulio Alonso Llamazares, escritor y periodista, nació, accidentalmente pues su padre era maestro allí, en Vegamián, el 28 de marzo de 1955. Poco después, la localidad quedó inundada por el embalse del Porma y la familia se traslada a Olleros de Sabero. Su obra literaria está muy marcada por los lugares y las circunstancias de su infancia. Licenciado en Derecho, abandonó el ejercicio de la profesión para dedicarse al periodismo y a la escritura en Madrid, donde reside actualmente.

También ha hecho algunas incursiones en el mundo del cine. En 1984, escribió y protagonizó Retrato de un bañista, dirigida por José María Martín Sarmiento. Tres años más tarde, el director Julio Sánchez Valdés contó con su colaboración para llevar a la pantalla su novela, Luna de lobos. En 1995, escribió el guión de El techo del mundo, que dirigió Felipe Vega. En 1999, escribió, junto a Iciar Bollain, el guión de Flores de otro mundo. Ha codirigido, junto a Felipe Vega, Elogio de la distancia (2009), que radiografía el ámbito rural de Fonsagrada, en el corazón de la provincia de Lugo.

Comenzó su carrera literaria con dos libros de poemas: La lentitud de los bueyes (1979, premio González de Lama) y Memoria de la nieve (1982, premio Jorge Guillén). Sobre su relación con ellos, el autor declara, en un artículo firmado por Juan Cruz, “… la madre de toda mi literatura es mi primer libro de poemas y en concreto el primer poema, ese que dice: ‘Nuestra quietud es dulce y azul y torturada en esta hora. Todo es tan lento como el pasar de un buey sobre la nieve’. Ahí está todo lo que yo pienso. Por eso soy un escritor tan previsible. Siempre estoy escribiendo el mismo libro, aunque con matices.”

En 1981, publicó el relato costumbrista de El entierro de Genarín, al que siguen, ya en el ochenta y cinco, Luna de lobos y, tres años La lluvia amarilla-cropmás tarde, La lluvia amarilla. Ambas fueron finalistas al Premio Nacional de Literatura. En el ámbito de la novela, seguirán, Escenas de cine mudo (1994),  El cielo de Madrid ( 2005), Las lágrimas de San Lorenzo (2013) y Distintas formas de mirar el agua, que saldrá a la venta el 12 de febrero.

Julio Llamazares es también autor de relatos, En mitad de ninguna parte (1995), Tanta pasión para nada (2011), crónicas periodísticas, agrupadas en En Babia (1991), Nadie escucha (1995), Entre perro y lobo (2008), y recordados y leídos libros de viajes: El río del olvido (1990) por la cuenca del Curueño, Trás-os-montes (1998), Cuaderno del Duero (1999) y Las rosas de piedra (2008), un recorrido por las catedrales de España.

La obra de Llamazares se caracteriza por la utilización de recursos propios del lenguaje poético que dan a su prosa musicalidad y un alto grado de expresividad, tiene un alto contenido autobiográfico en el sentido de que siempre vislumbramos en los textos la personalidad, las ideas, los sentimientos del autor, y tiene como temas centrales el tiempo y la soledad, “seguramente porque esos dos elementos son los que mueven mi vida y la vida de todos” nos dice en la entrevista antes mencionada.

Os dejo aquí dos enlaces a vídeos que os pueden ser útiles para conocer mejor la obra de Julio Llamazares. Uno es León: memoria de la nieve de la serie Esta es mi tierra de RTVE, donde Julio Llamazares nos muestra los paisajes de su niñez y su influencia en su obra literaria, y una entrevista del programa Palabras a media noche de la televisión de Castilla y León.

Deja un comentario

Archivado bajo excursiones, literatura española, reuniones

Las ovejas de Glennkill

Portada de Las ovejas de GlennkillSí, tenéis razón. Últimamente parece que estamos abonados a la novela policíaca. Pero ya veréis que la de esta quincena, Las ovejas de Glennkill, el debut literario de Leonie Swann, no tiene nada que ver con las anteriores aunque tenga un fondo “criminal”.

El argumento es el que sigue: En una colina cercana a la apacible y pintoresca aldea de Glennkill, un rebaño de ovejas rodea el cadáver de George Glenn, su pastor, que ha amanecido muerto en la hierba con una pala atravesándole el pecho. Las ovejas, capitaneadas por Miss Maple, “la más lista del rebaño”, deciden investigar el caso. Para ello cuentan con la sabiduría que les proporcionó el propio George, que tenía la costumbre de leerles un rato todas las noches: cuentos de hadas, novelas románticas, tratados de enfermedades del ganado lanar y parte de una novela policíaca… A través de esta mirada ovina, descubriremos no sólo al asesino de George, sino también los oscuros secretos de los humanos de Glennkill.  Además, está llena de guiños a la literatura inglesa y, en especial, a los grandes maestros del género, así que estad atentos a ver si los pilláis todos.

Leonie Swann nació en 1975 cerca de Múnich. Estudió Filosofía, Psicología y Literatura Inglesa en Múnich y Berlín.  El embrión de esta novela se gestó en París, donde la autora vivió durante una época y donde sintió añoranza de la vida rural y de las ovejas que conoció en un viaje a Irlanda. La novela, publicada en 2005, cosechó gran éxito entre los lectores y la crítica. Salamandra publicó en 2012 la continuación ¡Qué viene el lobo! En la actualidad, Leonie Swann vive en Berlín.

En estos enlaces os dejo las críticas de Rosa Montero y Sergio Parra, editor de Papelenblanco.

La reunión para comentar este libro será el jueves, 6 de marzo, a las 20.00, en la Biblioteca. Feliz lectura.

Deja un comentario

Archivado bajo libros, literatura alemana, novela policíaca, reuniones

Lágrimas en la lluvia

Portada de Lágrimas en la lluviaHacía mucho tiempo que no leía yo una novela de ciencia ficción que me atrapara como “las de antes”. Porque sí, nos pasamos a la ciencia ficción, o mejor a una “novela de anticipación” con trama policial.

El título, Lágrimas en la lluvia, será fácilmente reconocido por los amantes del género, pues es una conocidísima frase de Roy,uno de los replicantes de la película Blade Runner, basada en el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?  de Philip K. Dick.

En Madrid, Estados Unidos de la Tierra, año 2109, los replicantes enloquecen de repente y mueren de forma violenta. La detective Bruna Husky, también replicante, es contratada para descubrir qué hay detrás de esa locura colectiva en un entorno social cada vez más inestable. Mientras, una mano anónima está modificando la historia de la humanidad que se conserva en el archivo central de documentación de la Tierra. Estos mimbres le sirven a la autora para reflexionar sobre la tolerancia, el amor, la muerte, la memoria y la identidad.

Os dejo un  vídeo del programa Página 2, en el que Rosa Montero habla de Lágrimas en la lluvia.

La reunión para comentar este libro será el jueves, 20 de febrero, a las 20.00, en la Biblioteca. Feliz lectura.

 

Deja un comentario

Archivado bajo libros, literatura española, novela policíaca, reuniones

La sima

Portada de La sima

Fidel regresa al pueblo de su niñez para redactar su tesis y asistir a la exhumación de los restos de un grupo de personas presuntamente fusiladas y arrojadas a una sima durante la guerra civil. Allí brotan los recuerdos de la pérdida de sus padres, la convivencia con sus primos, el primer amor… Con este planteamiento, José María Merino nos ofrece una novela que reflexiona sobre el odio y el enfrentamiento, la influencia del pasado, la formación de la personalidad  y las relaciones entre historia y ficción. En este enlace os dejo la crítica de la novela elaborada por el escritor Luis Artigue, que, si recordáis, fue nuestro invitado en las jornadas literarias de la Asociación de Escritores de Asturias que acogimos este octubre. 

José María Merino, aunque nacido en La Coruña (1941), está muy vinculado a León, ciudad en la que pasó su infancia y adolescencia. Después se trasladó a Madrid, ciudad en la que reside,  y estudió Derecho en la Universidad Complutense. Funcionario del Ministerio de Educación, desarrolló su carrera profesional en el ámbito hispanoamericano, colaborando con la Unesco. Entre 1987 y 1989 dirigió  el Centro de las Letras Españolas del Ministerio de Cultura. Desde 1996 se dedica sólo a la literatura.

Comenzó escribiendo poesía (Sitio de Tarifa, 1972) y se dio a conocer como narrador en 1976 con Novela de Andrés Choz, libro con el que obtuvo el Premio Novelas y Cuentos. Lo escurridizo de la identidad, sus conexiones con el mito, el sueño y la literatura, y muchos elementos de la tradición fantástica, caracterizan su obra narrativa. Ha cultivado también el ensayo y la crítica literaria y gran parte de su obra está destinada al público infantil y juvenil, con títulos tan conocidos como Los trenes del verano o El oro de los sueños. Su novela La orilla oscura (1985) fue galardonada con el Premio de la Crítica. Además, ha recibido el Premio Nacional de Literatura Juvenil (1993), el Premio NH para libros de relatos editados (2003) y el Premio Salambó (2008). Además, ha publicado, entre otros, la trilogía novelesca  Las crónicas mestizas, así como las novelas Las visiones de Lucrecia (1996), Premio Miguel Delibes de Narrativa; El heredero (2003), Premio Ramón Gómez de la Serna de Narrativa; El lugar sin culpa (2007) premio de narrativa Gonzalo Torrente Ballester, un volumen que recoge sus libros de relatos, Historias del otro lugar (2010) y El libro de las horas contadas (2011). En 2008 recibió el Premio Castilla y León de las Letras y ocupa, desde 2009, el sillón “m” minúscula de la Real Academia de la Lengua Española. Además, este mismo año, ha recibido el Premio Nacional de Literatura por su novela El río del edén. Junto con los escritores Luis Mateo Díez y Juan Pedro Aparicio, también leoneses, amigos y compañeros de generación escribe con el apócrifo común de Sabino Ordás y ha llevado el cuento por muchos escenarios con el Filandón, donde, a la manera de los filandones tradicionales, aquellas reuniones invernales donde, mientras las mujeres hilaban y los hombres hacían pequeñas reparaciones, se narraban sucesos, reales o inventados, los tres escritores relatan sus cuentos o microrrelatos. 

Para terminar, aquí os dejo un vídeo en el que el propio autor nos habla de La sima.

La reunión para comentar este libro será el jueves, 9 de enero, a las 20.00, en la Biblioteca. Feliz lectura.

Deja un comentario

Archivado bajo libros, literatura española, reuniones

Gabriela, clavo y canela

Con la lectura de esta quincena vamos a pasar del exotismo de China a la exuberancia y belleza de Brasil, cualidades que encontramos en la prosa de Jorge Amado, el autor de Gabriela, clavo y canela, en palabras de Dario Villanueva, “un ejemplo prodigioso de escritor provinciano que sin embargo consiguió dotar a su literatura de una extraordinaria resonancia universal”.

Jorge AmadoJorge Amado nació en una plantación de cacao de Ferrades, municipio de Itabuna, en el Estado de Bahía, el 10 de agosto de 1912 y murió, en San Salvador de Bahía, el 6 de agosto de 2001. Muy joven se interesó por el periodismo y pronto comenzó a trabajar y participar del mundillo literario. Las obras de los inicios, (O país o carnaval, Cacau, Sudore, Jubiabá, Mare di morte, Capitaês da areia, ABC de Castro Alves) tienen un fuerte contenido social, denuncia el inmovilismo de la sociedad y su anacronismo e injusticia. Amado se había afiliado al partido comunista y fue encarcelado en 1936, sus libros quemados públicamente y forzado al exilio en Argentina y Uruguay hasta 1942.

Al regreso, se ve obligado a vivir en San Salvador de Bahía y escribe Bahía de todos los santos, en la que vemos por primera vez una temática más local y costumbrista. Es elegido diputado por las listas del partido comunista y escribe Seara Vermelha y su trilogía política, Os subterraneos da libertade. Alcanza su plena madurez con Gabriela, clavo y canela (1958) y A morte e a morte de Quincas Berro Dagua.

A partir de aquí, su obra irá perdiendo contenido social, aunque sin renegar nunca de su compromiso político: Os velhos marinhos ou Capitao-delongo-curso, Os pastores da noite, Dona Flor e seus dois maridos, Tenda dos milagros, Teresa Batista cansada de guerra, Tieta do Agreste, Farda, fardâo, camisola de dormir, Tocaida Grande, Yansan de las naranjas, El descubrimiento de América por los turcos y la autobiografía Navegación de cabotaje. Por la extensión y calidad de su obra es uno de los grandes de la literatura brasileña y está considerado como precursor del boom de la literatura hispanoamericana de los años sesenta. Quizás el mejor retrato de Jorge Amado sea lo que él mismo dice en Navegación de cabotaje: “Luché por la buena causa, la del hombre y su grandeza, la del pan y la de la libertad, me batí contra los prejuicios, me atreví a prácticas condenadas, recorrí caminos prohibidos, fui lo opuesto, lo viceversa, lo no, me consumí, lloré y reí, sufrí, amé, me divertí”.

Gabriela, clavo y canela lleva como subtítulo Crónica de una ciudad del interior, y no es vano, pues es una novela coral, donde laPortada Gabriela clavo y canela verdadera protagonista es la ciudad de Ilhéus, un territorio muy bien conocido por el autor, que pasó allí su infancia. Una novela, ambientada en los años veinte del pasado siglo, costumbrista, en la que destaca la construcción de los personajes femeninos y la denuncia de la situación de opresión de la mujer, cuyo único destino es ser esposa, manceba o prostituta. Todas menos Gabriela, personaje inspirado en una muchacha de Ilhéus llamada Maria de Lourdes do Carmo Maron, recién llegada a la ciudad y aún no contaminada por las normas sociales, cuyos amores  con el sirio Nacib constituyen la trama argumental central. Pero también sabremos de la lucha entre los campesinos y los “coroneles”, los dueños de las plantaciones que se verán obligados, no sin resistencia, a ceder ante el “progreso”…

Las novelas de Jorge Amado conocieron extraordinario éxito entre los lectores y fueron adaptadas en varias ocasiones al cine y a la televisión. Ésta, en concreto, tiene dos versiones para televisión en formato telenovela, una de 1960 y otra de 1975, protagonizada por Sonia Braga. En 1983, la misma actriz y Marcello Mastroiani fueron dirigidos por Bruno Barreto en la versión cinematográfica que se estrenó con el título Gabriela. No he podido encontrar ninguna versión de la copla de la zona del cacao que aparece al principio de la novela, pero os dejo, la canción Modinha para Gabriela, de Gal Costa, una de las más importantes cantantes brasileñas, grabada para la apertura de la versión de 1975 de la telenovela.

La reunión para comentar este libro será el jueves, 28 de noviembre, a las 20.00, en la Biblioteca. Feliz lectura.

Deja un comentario

Archivado bajo libros, literatura portuguesa, reuniones

El abanico de seda

Portada de El abanico de sedaNos dice Alberto Manguel, en Una historia de la lectura, “Incluso aunque hubiesen tenido a su disposición todas las bibliotecas de literatura china y japonesa, las mujeres de la época Heian no habrían encontrado el sonido de sus propias voces en la mayoría de los libros del período. Por consiguiente, (…) crearon su propia literatura. Para ponerla por escrito elaboraron una transcripción fonética de la lengua que se les permitía hablar, el kanabungaku, un japonés expurgado de casi todos los vocablos chinos. A esta lengua escrita se la llego a conocer como “escritura de mujeres” y, por estar restringida a la caligrafía femenina, adquirió, a los ojos de los hombres que las gobernaban, una coloración erótica”. Lo mismo ocurrió en China, donde las mujeres de la región de Jiangyong, en Huntan, al sur del país, crearon un lenguaje secreto, el nu shu, que se utilizaba como decoración de abanicos, pañuelos u otros objetos y que les servía para comunicarse en secreto en una sociedad profundamente machista donde las mujeres vivían aisladas en sus casas. En palabras de la protagonista de nuestra novela, “el nu shu era un medio por el que nuestros pies vendados podían acercarnos unas a otras, por el que nuestros pensamientos podían sobrevolar los campos”.Abanico nu shu

En El abanico de seda se nos cuenta la historia, ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, de la amistad entre dos mujeres, Lirio Blanco y Flor de Nieve. A los largo de los años, ambas se comunicarán gracias a ese lenguaje secreto hasta que un error de interpretación amenace su amistad. La novela es muy entretenida y nos va a dar para hablar largo y tendido sobre las relaciones familiares y la opresión a la que han estado y están sometidas las mujeres, no sólo en la cultura china. Si os apetece, podéis ver la adaptación cinematográfica, Flor de nieve y el abanico secreto, dirigida por Wayne Wang y estrenada en 2011.

Escritora de origen chino, nacida en París y residente en Estados Unidos desde niña, las novelas de Lisa See recordarán a muchos a las de Pearl S. Buck, pensad en La buena tierra, o las de Amy Tan. ¿Habéis leído La esposa del dios del fuego? En la Biblioteca podéis encontrar otras dos novelas de Lisa See: Dos chicas de Shangai y Sueños de felicidad.

La reunión para comentar este libro será el jueves, 31 de octubre, a las 20.00, en la Biblioteca.

Deja un comentario

Archivado bajo libros, literatura anglosajona, reuniones