Archivo de la etiqueta: William Styron

Tendidos en la oscuridad

tendidos-en-la-oscuridad-Estas tres últimas semanas las hemos dedicado a la lectura de Tendidos en la oscuridad, la primera y brillante novela de William Styron. William Clark Styron nació en Newport News, Virginia, en 1925, en el seno de una familia culta que le inculcó el amor por la música y la literatura. Aunque los abuelos paternos de Styron habían sido propietarios de esclavos, su madre, procedente del norte de Estados Unidos, y su padre, sureño pero liberal, le dieron una perspectiva de las relaciones raciales poco usual en su generación. La infancia de Styron fue difícil: su padre, ingeniero naval, sufría de depresión, y su madre murió de cáncer antes de cumplir los cuarenta años. Dejó los estudios para enrolarse en la marina, pero no llegó a combatir, ya que Japón se rindió cuando su barco acababa de zarpar de San Francisco. Ingresó en la Universidad de Duke, donde, en 1947, se licenció en Literatura inglesa. Tras su graduación, trabajó para la editorial Whittlesey House, entonces asociada a McGraw-Hill, en Nueva York. Convencido desde sus comienzos de su vocación literaria publicó su primera novela, Tendidos en la oscuridad, en 1951, con veinticinco años. La novela tuvo un gran éxito de crítica, y fue galardonada con el Rome Prize, y el American Academy of Arts and Letters.

Styron está entre los escritores norteamericanos de la generación de posguerra que gozaron de inmediato éxito de público y crítica, lo que le permitió vivir de la escritura con holgura económica y sus obras fueron incluidas en las listas de lectura de las universidades. Aunque a él no le gustaba que lo encasillaran en ningún grupo generacional, no pudo desprenderse de la etiqueta de “escritor sureño”, que lo coloca junto a autores como Faulkner, Thomas Wolfe, Ralph Ellison o Eudora Welty.

La producción de Styron no es demasiado extensa, sólo llegó a escribir ocho obras. Esto era justificado por el propio autor alegando que sentía una necesidad neurótica de trabajar cada detalle y cada frase hasta la total satisfacción. Sus obras más conocidas son, además de la que nos ocupa, Las confesiones de Nat Turner, publicada en 1967, que supuso su consagración definitiva y generó gran polémica al narrar las memorias ficticias de un personaje histórico, el esclavo rebelde Nat Turner. Recordemos que la obra, galardonada en 1968 con el premio Pulitzer, se publica en un momento clave de la lucha por los derechos civiles y muchos se sintieron ofendidos porque un sureño blanco se apropiara de la historia de los negros al narrar en primera persona las desdichas de la esclavitud. Su siguiente novela, La decisión de Sophie (1979), está considerada por la crítica como su obra magna, pero aunque William Styronlevantó menos polémica que Las confesiones de Nat Turner, también fue criticado por su elección de una víctima no judía de los campos de concentración para tratar el tema del Holocausto. Pese a ello, fue un éxito internacional y fue con el National Book Award en 1980. La versión cinematográfica, realizada en 1982, fue nominada a cinco Premios Oscar, entre ellos el de mejor actriz, que ganó Meryl Streep por su papel de Sophie. Finalmente, hay que destacar Esa visible oscuridad: memoria de la locura (1990), donde relata la crónica de la depresión que le sumió en la oscuridad durante el último tramo de su vida, cuando ya había cumplido los sesenta años.

Además de su dedicación a la literatura, William Styron mantuvo intensos intereses sociales y culturales a lo largo de su vida, vivió largas temporadas en Europa y fue especialmente valorado en Francia. Murió de neumonía, en 2006, cuando tenía ochenta y un años.

Tendidos en la oscuridad nos cuenta la historia de Peyton Loftis, “una joven problemática de una problemática familia sureña”, como nos dice Juan Gabriel Vázquez en el epílogo de la edición publicada por La otra orilla. Una familia bien situada económicamente, a cuyo declive asistimos en el marco temporal de los años cuarenta del pasado siglo y el geográfico del sur de Estados Unidos. Se anuncia adaptación cinematográfica de la novela que, dirigida por Scott Cooper y protagonizada por Kristen Stwart, se estrenará el 8 de mayo de 2014.

A mí me ha gustado bastante y ha sido una grata sorpresa, porque no había leído nada de este autor antes. Lo que piensan los demás lo sabremos hoy, a las ocho de la tarde, en la reunión 😉

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo libros, literatura anglosajona, reuniones